lunes, 17 de octubre de 2011

INSPIRACION A LA CARTA

Hay espacios que inspiran poderosamente, observándolos e imaginándote haciendo vida ellos, experimentas, de repente una actividad mental irrefrenable asociada a unos deseos de redecorar de manera compulsiva.

Así que te pones manos a la obra y te posicionas en cada cuarto, recorriéndolo con la mirada y redistribuyendo mentalmente los diferentes elementos decorativos que lo componen, estudiando minuciosamente su viabilidad, mientras piensas, con no cierta ansiedad, como lograr un hueco de dimensiones suficientes para llevar a la práctica esa idea que tanto te ha gustado y que quieres ver YA materializada en tú propia casa.

Estas sensaciones me invaden tan frecuentemente que a veces siento que no queda hueco ni en mi cabeza y lo que es peor, ni en mi casa,  para materializar todas las ideas que se me ocurren.

Este fue uno de los motivos que me animaron a embarcarme en este proyecto, la necesidad de disponer de un espacio donde todas mis percepciones de las cosas bellas tuvieran cabida sin límites y aun mejor, un espacio donde cientos mentes inquietas pudieran introducirse en mi cabeza e indagar en mis pensamientos para llevarse pequeños fragmentos a la carta con los que alimentar sus ilusiones .

Y así han pasado ya cuatro meses, como pasa el tiempo...
























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.