lunes, 26 de diciembre de 2011

REGALA MUSICA EN NAVIDAD

Hace unos días asistí a el "Concierto de Año Nuevo" organizado en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música en Madrid.

A través de la música clásica se nos transportó a la Viena Imperial, valses inolvidables como el "Vals de Emperador", "Cuentos de los Bosques de Viena", "Voces de Primavera", animadas Polkas y la "Marcha Radetzky"con la que se cerró este maravilloso concierto con la participación entusiasta del público.


La famosa familia Strauss, responsable directa de estás míticas melodías. interpretadas a la perfección por la "Strauss Festival Orchestra", amenizada por el "Strauss Festival Ballet Ensemble", dirigida por prestigiosos directores de orquesta y coreada por solistas con una voz impecable.

Todo un despliegue de arte al que me estoy aficionando en los últimos años. He descubierto que la música clásica es capaz de producirme muchas sensaciones muy positivas, entre otras la paz y serenidad que tanto necesito en determinados momentos.

Lo que más valoro de ver un concierto en directo es la posibilidad de hacer un seguimiento visual de lo que se está escuchando, saber con exactitud de donde proviene cada uno de los sonidos que llegan a tus oidos, que maravillosa combinación de instrumentos es necesaria para crear la melodía exacta, el mimo y la precisión con la que los músicos manejan sus instrumentos e intervienen en el momento exacto siguiendo las directrices del director de orquesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.