sábado, 11 de febrero de 2012

ESTRELLAS QUE BRILLAN ETERNAMENTE

Ayer, mientras me preparaba para ir a la cama, con la televisión aun encendida, en su papel cada vez más habitual de sonido de fondo. Comenzó una película cuya trama me resultó totalmente desconocida y tengo que reconocer, que del todo indiferente, donde el gran PAUL NEWMAN era indiscutible protagonista...

Para mi sorpresa, pues hay pocas cosas que se televisen hoy en día que acaparen ya mi atención, me bastaron unos segundos para quedarme embelesada mirando la gran pantalla, ¿fue el argumento?... pues creo que no, porque la verdad, ni lo recuerdo. Simplemente, me quedé admirada de la impresionante y más que evidente madurez interpretativa de este fantástico y mítico actor y tengo que reconocer que también quede prendada por el enorme atractivo y carisma que proyectaba, no es de extrañar que se llevara de calle a la interprete femenina, una sensual mujer rubia de cabello rizado y tez impoluta, que en cada una de las escenas acababa cayendo rendida en sus brazos, bajo la indiferente mirada de esos profundos ojos azules de gato ¿y qué mujer no lo haría?

Fue entonces cuando pospuse el momento de irme a dormir y acepté el reto de buscar una foto donde este hombre saliera desfavorecido con el fin de comprobar si, como ocurre hoy en muchos casos, detrás de cada celebrity se esconde un ser humano vulnerable a la imperfección que nos hace a los demás más fuertes.

Tengo que admitir que por más que lo intenté mi búsqueda resultó del todo infructuosa, así que llegué a la conclusión, de que hay actores como es el caso de Paul, que pueden calificarse como PERFECTOS y el motivo es muy sencillo, simplemente están destinados a nacer como estrellas que brillan eternamente con luz propia en el recuerdo de todos los que hemos nacido como humanos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.