lunes, 12 de octubre de 2015

UNA NAVIDAD ETERNA...

¿Os imagináis viviendo en un lugar donde el espíritu de la Navidad vaga perpetuamente por las calles empedradas, en los escaparates de las tiendas y se cuela  por las rendijas de las ventanas?

Si vuestra respuesta es SI, os invitamos a recorrer con nosotros la pintoresca ciudad alemana de Rothenburg ob der Tauber


Este rinconcito del mundo, que muchos, ya califican de atracción turística, logró sobrevivir a los estragos de la Segunda Guerra Mundial a pesar de los muchos intentos por destruirlo... Hoy en día, la excelente conservación de su arquitectura original, su ubicación en un enclave natural privilegiado y sus archiconocidos comercios de temática exclusivamente navideña, han convertido a esta pequeña ciudad en una de las más visitadas del mundo...




Su afán por resultar atrayente es tal, que cuando uno recorre sus calles y plazas, cree estar en un auténtico parque temático especializado en cuentos de hadas... Cada puerta, cada placa, cada vivienda está concebida  para ser inmortalizada con una fotografía...



Una de sus tiendas más famosas es  Käte Wohlfahrt...  cuando entré, en estos grandes almacenes navideños, me sentí abrumada, por la gran cantidad de artículos y su excelente calidad, la escasa iluminación general, centrada en exclusiva sobre los expositores, y los precios nada asequibles... Los pelos de punta, tuve, durante todo el recorrido, al pensar en romper por descuido alguna figurita... 

Pero a pesar de la confusión que experimenta tú mente al verse obligada a avanzar de golpe en el tiempo, visitar este lugar merece la pena, y buscar ese objeto especial que convertir en la pieza estrella de  cada diciembre, también.

Cuando llegue el momento, ¡prometo enseñaros mis modestas adquisiciones!...



Otra de las cosas con las que disfruté como una enana es con las PARRAS, que decoraban el exterior de muchas casas. Crecían por lo general, en parterres a lo largo de las fachadas, de manera controlada y sobre celosías metálicas.



Y ¡los puestos de calabazas... !
Quería llevarme todas, pensando en la decoración de la próxima fiesta de Halloween...


Por aquí os dejamos, disfrutando de una selección de fotografías con las que pretendo que os impregnéis de la magia de este fantástico lugar... 

¿Os imagináis como se debe vivir aquí 
la auténtica Navidad?...
¡FELIZ SEMANA!






Fotografías: Cosas de Palmichula

4 comentarios:

  1. La verdad es que hay pueblo con mucho en encanto en Alemania ;))
    Bsts guapa y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, si este lugar destila encanto a raudales durante todo el año, en Navidad visitarlo debe ser absolutamente especial y mágico.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Marina, gracias a tí por pasarte a visitarnos.
      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.