viernes, 8 de julio de 2016

¡AH DEL CASTILLO!

Todo un Clásico del Verano... Mientras mi marido ve el TOUR DE FRANCIA por los corredores, la competición y los equipos, yo me lo trago enterito haciendo el Tour de los CASTILLOS... Si, si, habéis oído bien, el TOUR de los CASTILLOS... Soy capaz de plantarme dos horas delante del televisor haciendo oídos sordos a lo que ocurre a mi alrededor, sin perderme detalle de las descomunales construcciones, cuya panorámica, se ofrece desde un helicóptero... Soy así de friki, que le vamos a hacer...


No paro de pensar en el "perfil de propietario de castillo francés" ¿estará casado?, ¿tendrá hijos?, ¿a qué dedicará el tiempo libre?, ¡pues que tontería! ¿a qué lo va a dedicar? a ahorrar dinero y a disfrutar en su castillo... Porque, en esos patios de acceso, no hay calesas, ni siquiera Mercedes o Deportivos, ¡hay vehículos de ocasión!... 


¡¡¡Ajá!!! los plebeyos también compran castillos para pasar el fin de semana, las vacaciones, hacer barbacoas y bañarse en la piscina... Aunque mirándolo bien, tal vez sean los coches del personal de servicio... Y me estoy haciendo ilusiones...


Yo, por si acaso, me he estado enterando, que nunca se sabe lo que una tiene al alcance, ¿y si rompemos la hucha y nos animamos?, tal vez logremos que nuestra majestuosa morada sea seleccionada para salir en el próximo TOUR DE FRANCIA y nosotros podamos saludar desde abajo levantando los brazos como descosidos, animando a Valverde y a Contador, o permanezcamos impasibles cuan "señores de castillos", sentados en las sillas de hierro forjado leyendo un libro y tomando una taza de te...


El caso es que, no hasta, sino desde, tres milloncejos de nada, uno puede convertirse en propietario de una mega construcción como esta, y tener a su disposición nada menos que 32 dormitorios, 23 baños y 17 salas de ocio... Ya puedo ponerme a tirar de antigua agenda o a cerrar habitaciones, porque mis amigos se cuentan con los dedos de la mano derecha... Y además... no sé si me darán los sábados para limpiar tanto polvo... Eso sí, no me negaréis, que lo mejor será dar rienda suelta a la imaginación y poder decorar durante años sin temor a quedarse sin espacio para los muebles...


En fin amigos... Otra cosa que me obsesiona, es el interior, porque, detrás de esos muros de piedra se esconden cosas... Me pregunto, si los propietarios habrán decidido salvaguardar el antiguo contenido y mimetizarse con él, en un intento de tener "una vida de leyenda", si habrán conservado los muros optando por el estilo rústico tipo "Casa Tarradellas" o si lo que se ve desde fuera nada tiene que ver con lo de dentro y rincones de diseño con todo lujo de comodidades nos aguardan... 



Fruto de mis pesquisas, he encontrado de todo, para que os voy a engañar, pero personalmente el "asunto medieval" no me llama para nada, me resulta frío y poco favorecedor... Así que, me he decantado por las otras dos opciones... Y cogiendo un poco de allí, y un poco de acá, he conseguido, recopilar unas cuantas propuestas la mar de interesantes, que me sirvan de inspiración en mí próximo proyecto de futuro, propuestas que por supuesto, quiero compartir con vosotros...








 Yo me quedo por aquí, de viernes y deseando que llegue el medio día... En primer lugar, porque el "MOMENTO TOUR" me recuerda a mi niñez, aunque todavía no haya conseguido descubrir, porque mi hermana, con doce años, se empeñaba en tragarse cada etapa, mientras yo aburrida con ocho, me echaba unas siestas interminables... Segundo, por no discutir con mi marido... Y tercero... ¡Ayy tercero! ¡por esos castillos que me vuelven loca!...




¡FELIZ FIN DE SEMANA! 
y... ¡A SOÑAR!



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, tus aportaciones y opiniones son muy valiosas para mí.